Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en su navegador web.

+34 91 542 2800 Contact arrow 02

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • YouTube
  • Instagram

 Francisco Valiente, galardonado en le XIV edición del certemen jurídico José María Cervelló

El profesor de Derecho Constitucional de Comillas ICADE y antiguo alumno de la universidad, Francisco Valiente, ha sido reconocido con un accésit concedido de forma unánime por el jurado del XIV Premio José María Cervelló, galardón entregado por el despacho de abogados Ontier y la cátedra del IE Law School que lleva el nombre de este insigne jurista y docente que falleció en 2008. El galardón, creado para fomentar el estudio y la investigación jurídica por parte de jóvenes profesionales del Derecho, estaba dedicado este año a la libertad de expresión, y tuvo que ser entregado en una ceremonia online debido a la pandemia.

Valiente, a quien acompañaron algunos alumnos y antiguos alumnos de Comillas, comenzó su alocución expresando la particular ilusión que le hacía recibir este reconocimiento pues él, como el profesor Cervelló, es también un “gaditano ejerciente”. En el análisis de su artículo, titulado “La libertad de expresión en las redes sociales”, explicó los fundamentos jurídicos de la libre navegación por Internet, y después se centró en la problemática específica de estas plataformas y cómo están tomando algunas decisiones polémicas en pos de garantizar un correcto ejercicio de la libertad de expresión por parte de sus usuarios. Tras su análisis, acabó concluyendo que, tal vez, nos encontremos ante un derecho que debe entenderse desde un nuevo paradigma, que denominó, evocando a Francisco de Vitoria y a la Escuela de Salamanca, “ius communicationis”, y defendió la necesidad de mantener y respetar el libre mercado de las ideas.

El jurado, presidido por el Magistrado del Tribunal Supremo Antonio del Moral García, resaltó la altísima calidad de todos los trabajos presentados e hizo un profundo alegato sobre la necesidad de proteger la libertad de expresión pese a los excesos que a veces se puedan cometer, pues “cierto grado de abuso es inseparable del uso adecuado de todo”, de tal forma que a la larga resulta más conveniente dejar crecer algunas ramas antes que arriesgarse a una poda que, quizás, dañe la parte sana del árbol.