Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en su navegador web.

91 542 2800  Contactar arrow 02

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • YouTube
  • Instagram

BernardoVillazanBernardo Villazán es Ingeniero Industrial de Comillas-ICAI

Entrevistamos a Bernardo Villazán Gil, Ingeniero Industrial de Comillas-ICAI de la promoción de 1983, casado y con dos hijos, es padre de un alumno actual de Comillas-ICAI.

De su larga trayectoria profesional destacamos que es Socio Director de EVENG, empresa familiar de Ingeniería, Vocal del Consejo de Administración y Presidente de la Comisión de Auditoría del Grupo LANTERO, Consejero externo Independiente de INGENIATRICS, ENIMBOS y EZENTIA, Presidente del Observatorio Industria 4.0 en España, Vice Presidente del Comité de Gestión Empresarial del Instituto de la Ingeniería de España, Miembro del Consejo Asesor de la Fundación de Ingenieros del ICAI para el Desarrollo, XII Premio “Javier Benjumea” y Miembro de Mérito del Colegio Asociación de Ingenieros del ICAI

¿Qué te llevó a estudiar Ingeniería Industrial?

Me gustaban las matemáticas, siempre tuve curiosidad por saber cómo funcionan las cosas, y buscar soluciones a los problemas. Los aviones, el hecho de volar, fue una inquietud temprana en mi vida, pero esa posibilidad finalmente “no voló”. Los motores y maquinaría de todo tipo me llamaban la atención y me sentía atraído por entender su funcionamiento, así que me fui orientando con facilidad hacia la Ingeniería industrial

¿Por qué elegiste Comillas-ICAI?

El consejo de mi familia fue determinante. Aunque no teníamos “antecedentes” en la universidad, la figura de mi abuelo ingeniero, y la referencia de dos antiguos ICAI compañeros de mi padre en el colegio mayor, resultaron decisivos. Recuerdo visitar la escuela, por aquel entonces en la sede de Alberto Aguilera, 23, y el edificio de talleres y laboratorios. Lo comenté con profesores en el colegio, me hablaron del prestigio del ICAI, y de las posibilidades profesionales que tendría. También de exigencia y dureza, un centro donde se aprendía a sufrir y a superarse. Me presenté a las pruebas de entrada, y hasta hoy, muy contento de haber tomado aquella decisión.

¿Qué te ha aportado la universidad en tu desarrollo profesional?

TODO. No sería la misma persona sin la aportación de la escuela. Etapa que no concluyó, sigue viva, nunca he dejado de sentirme universitario.

Desde el ejercicio profesional, ¿cómo mantienes el vínculo con la universidad?

A través del Colegio / Asociación de Ingenieros del ICAI, que nos mantiene puntualmente informados de las actividades que se desarrollan en la universidad, y por supuesto a través de Comillas Alumni. Ambas instituciones realizáis una magnífica labor.

Recientemente he colaborado en clases de Ética Profesional en segundo de Máster, y he asistido y participado en sesiones de la Cátedra de Ciencia, Tecnología y Religión.

¿Cómo surgió la idea de crear la Cátedra de Industria Conectada de ICAI?

Creo que uno de los grandes riesgos a los que se enfrenta la industria española es dejar pasar las oportunidades que ofrece la denominada “Cuarta Revolución Industrial”, y por ello, junto con un grupo de profesionales, entre ellos varios alumni de Comillas, creamos hace dos años el Observatorio de la Industria 4.0 como un foro de intercambio de ideas y experiencias.

La experiencia ha sido muy enriquecedora para los miembros del observatorio entre los que se encuentra Mariano Ventosa quien hace unos meses me propuso colaborar en la creación de una cátedra en la escuela desde la que poder ayudar a las empresas industriales a entender qué significa la transformación digital de sus operaciones y a las empresas tecnológicas a entender mejor los problemas de las empresas industriales.    

Tengo que decir que ha sido una satisfacción formar equipo con Mariano Ventosa y con Álvaro López para la creación de la cátedra. He disfrutado de su entusiasmo y profesionalidad. También ha supuesto una enorme alegría comprobar el interés, apoyo y compromiso del rector y de la universidad por hacer de este proyecto una realidad. Ser codirector de la nueva Cátedra de Industria Conectada, es un honor para mí, y una gran responsabilidad que asumo encantado.

¿Cuáles son sus objetivos?

La misión de la Cátedra de Industria Conectada es contribuir a que la industria española aproveche las oportunidades que ofrece la “Cuarta Revolución Industrial”, caracterizada por el uso intensivo de las nuevas tecnologías digitales.

Uno de los objetivos de la cátedra es constituir una plataforma de encuentro entre las empresas patrono y profesores e investigadores expertos de la cátedra sobre experiencias, oportunidades, riesgos y soluciones en la “Cuarta Revolución Industrial” en la que ya estamos inmersos, creando una plataforma informativa actualizada y especializada para difundir información y promover el debate sobre la industria conectada en España.

Desde esta plataforma, la cátedra fomentará el intercambio de casos de éxito ínter sectoriales entre las empresas patrono para fomentar la adopción de las mejores prácticas, y promoverá la realización de proyectos piloto y de investigación con el objeto de contribuir a la creación de conocimiento sobre los diversos aspectos de la industria conectada.

Identificar los conocimientos y destrezas necesarias para la formación y desarrollo de los perfiles profesionales requeridos en la industria conectada, es otro de los objetivos fundamentales de la nueva cátedra, así como difundir el conocimiento asociado a la implantación de las tecnologías más innovadoras como forma de innovación estratégica para el sector industrial español, entre las empresas patrono.

¿Que aportará la cátedra a la universidad?

La Cátedra de Industria Conectada cuenta con el apoyo económico que se establece en los convenios entre la universidad y los patronos de la cátedra, que son un total de diez, divididos en siete patronos industriales (Acerinox, Enagás, Endesa, DSSmith, Gestamp, Grupo Antolin y Pladur Gypsum) y tres tecnológicos (ABB, IBM e Indra).

Con arreglo a esta dotación económica, se llevarán a cabo numerosas actividades en la universidad, tales como jornadas temáticas, en las que se realizará el intercambio y ampliación de conocimientos sobre la industria conectada, con frecuencia trimestral.

La posibilidad de desarrollar proyectos que generen innovación, y de dirección de trabajos fin de grado y máster en el ámbito de la industria conectada, incluyendo la organización de call for ideas entre estudiantes de ingeniería, y la realización de cursos monográficos a demanda, tanto en ICAI como en in-house, serán aportaciones clave de la cátedra a la universidad.

Como he mencionado anteriormente, la identificación de los conocimientos y destrezas de los perfiles profesionales requeridos en la industria conectada, objetivo fundamental de la nueva cátedra, permitirá estructurar los programas formativos de forma plenamente alineada con las necesidades reales actuales y futuras de la industria española.

Y como no podía ser de otra manera, el desarrollo de la nueva cátedra, en colaboración con otras cátedras de Comillas, contribuirá a explicar el impacto de esta cuarta revolución industrial en las personas y en la sociedad.

¿En qué te ha ayudado la formación que recibiste en Comillas-ICAI para poner en marcha este proyecto?

La formación que recibí en ICAI, y la amistad que perdura con los compañeros de promoción, ha sido la base firme, y referencia, de mi desarrollo profesional. El llamado “espíritu del ICAI” te lleva a actuar con determinación y generosidad, cuando se nos requiere para cualquier actividad en la escuela o en la universidad.

¿Qué consejo le darías a otro #YoSoyComillasAlumni que esté comenzando su vida profesional?

Mantén claras las referencias, y una de ellas es la escuela y la universidad, a donde siempre puedes regresar. Es nuestra casa. Se generoso si alguna vez tienes la ocasión de poder devolver a la escuela y la universidad algo de lo mucho que has recibido.

Ten claro siempre dónde se encuentran tus faros. Navegar por el apasionante mar de la vida profesional presenta a veces grandes marejadas, vientos en contra, oscuridad; la certeza de saber de tus faros, y que tú también lo eres de otros barcos es fundamental para mantener las naves a flote y sin perder el rumbo.

Recordar que lo grande suele ser la suma de muchos pequeños, que conviene observar y cuidar. Ser comprometidos con nuestra responsabilidad, y con la coherencia y determinación de hacer lo que se dice. Abraza la verdad.

Estás preparado para comenzar tu carrera profesional, que te llevará donde sólo tú quieras, y que te permitirá ganarte la vida, disfrutando del ejercicio de tu profesión. Ten siempre presente que las decisiones en la carrera profesional siempre tienen un coste, y no solo para uno, también para tu familia y amigos.

Mantén una actitud positiva ante la adversidad, y vive tu vida con pasión y generosidad…vistiendo camisas de persona feliz.

Muchas gracias, Bernardo, por tu profesionalidad y entusiasmo, por tu colaboración con la universidad y con Comillas Alumni. Es un placer tenerte entre nuestros #YoSoyComillasAlumni.