Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en su navegador web.

91 542 2800  Contactar arrow 02

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • YouTube
  • Instagram

Co-fundador de Jimmy Lion, empresa de calcetines originales.

AlvaroGomisÁlvaro es E-2 de la promoción de 2008. Durante el año 2007 cursó un programa de intercambio en Francia, en la EM Lyon. Cuando acabó trabajó durante casi 3 años en un banco de inversión en Madrid hasta que decidió irse a estudiar un MBA a EEUU. Estudió en la Universidad NYU Stern de Nueva York y se graduó en Mayo de 2014. En esa misma fecha co-fundó Jimmy Lion junto a su amigo y compañero de piso. A día de hoy llevan casi 4 años con la empresa, que vende a más de 40 países a través de la web jimmylion.com, tiendas multimarca y grandes almacenes en Europa, EEUU y México. Son un equipo de más de 10 personas y aunque todas las decisiones importantes a nivel estratégico las toman entre su socio y él, Álvaro se encarga sobre todo de las operaciones (producción, diseño, logística, venta a tiendas físicas, etc).

¿Qué te llevó a estudiar E-2?

Durante mi etapa en el colegio, sobre todo en Bachillerato, las asignaturas que más me gustaban eran las de Ciencias Sociales (Geografía, Matemáticas aplicadas a las CCSS, Economía de la empresa, etc). Siempre me ha gustado mucho el mundo empresarial y poco el del derecho por lo que dentro de las opciones que consideraba fue fácil decidirme por E-2.

¿Por qué elegiste Comillas-ICADE?

Una vez decidí que quería hacer ADE, analicé bien qué universidades eran las mejores para esa carrera. En aquellos momentos ICADE era indudablemente la mejor universidad para mí por su prestigio, profesorado, opciones de intercambio en el extranjero, bolsa de empleo, etc. Además, conocía a gente que había estudiado en la universidad y que había tenido mucho éxito en su carrera profesional, lo cual apoyó mi decisión de estudiar en ICADE.

¿Qué recuerdas de tu paso por la universidad?

Tengo muy buenos recuerdos de la universidad. Llegué con 17 años y recuerdo que maduré mucho como persona a la vez que me formaba académicamente. Conocí gente increíble con la que a día de hoy sigo compartiendo muchos momentos de mi vida. Tras haber estudiado asignaturas de distintas ramas me di cuenta de que lo que más me gustaba eran las finanzas. La universidad me ayudó a decidir lo que quería hacer y me sirvió (sobre todo los últimos años) para prepararme para mi primer trabajo en banca de inversión después de la graduación.

¿Qué valoras de haber estudiado en la universidad?

Sin lugar a dudas una de las cosas que más me ha aportado la universidad es el grupo de amigos que tengo a día de hoy y los compañeros que mantengo desde entonces. Además, valoro mucho el asesoramiento que recibí por parte del profesorado no solo en lo respectivo a mi formación académica y preparación profesional sino también en la parte personal. De hecho, con algunos profesores aún mantengo el contacto. Por último, no puedo dejar de comentar lo que aprendí en los exámenes orales de Derecho Mercantil (uno me tocó hacerlo en el pasillo durante un descanso), fueron un reto importante al que enfrentarme y en aquél momento no entendí la importancia que luego tendrían. Me ayudaron a combatir las dificultades normales de hablar y presentar en público.

¿Conservas amistades de aquella época?

Gran parte de mis mejores y más íntimos amigos/as los conocí en la universidad. También me reencontré con grandes amigos de anteriores colegios. Es una suerte poder decir que a día de hoy muchos de los compañeros de clase seguimos en contacto.

¿Cómo surgió la idea de crear Jimmy Lion?

Cuando acabé la carrera estuve unos años trabajando en banca de inversión y luego decidí irme a estudiar un MBA a EEUU. Elegí la NYU Stern School of Business de Nueva York, donde me gradué en 2014. Pese a que mi idea era volver al mundo financiero, durante los primeros meses de MBA entré en contacto con emprendedores y alumnos que estaban empezando proyectos de negocio y me entró la curiosidad de montar algo por mi cuenta. En el fondo tenía dos años de estudios por delante y quería sacarle el mayor partido posible a mi estancia en NY. Junto a un amigo (y compañero de piso a la vez) hicimos un estudio de mercado de los accesorios de moda y encontramos un nicho en el que crear nuestra empresa y centrar nuestro producto: calcetines de diseño y calidad a un precio medio. Tras meses de estudios de mercado y producto y de análisis de la competencia, y gracias al continuo feedback de alumnos y profesores del MBA, que nos ayudaron a darle forma a la idea, nos decidimos a crear Jimmy Lion. En aquel entonces lo más fácil era empezar como un negocio puramente online, si bien poco a poco fuimos contactando también con tiendas físicas. Gracias a nuestro empeño por ser una empresa global desde el principio y apoyados principalmente por las redes sociales, a día de hoy trabajamos con tres centros logísticos para vender nuestros productos a través de nuestra web en más de 40 países y a través de más de 350 puntos de venta físicos en Europa, EEUU y México.

¿En qué te ha ayudado la formación que recibiste en Comillas para poner en marcha tu proyecto?

La capacidad analítica que adquirí durante los años de universidad me ayudaron a la hora de realizar los análisis de mercado y de competencia preliminares. Además, el programa de intercambio que realicé en cuarto de carrera en Francia me ayudó a tener una perspectiva global de los negocios, a aprender un idioma y a desarrollar mi capacidad de comunicación en un ambiente cultural muy distinto al que estaba acostumbrado. Además de lo anterior, una de las cosas que más me marcó fue un proyecto que hice al final de la licenciatura. Durante la carrera me fue llamando cada vez más la atención la idea de emprender y es por ello que en quinto participé con otro alumno de ICADE y dos de ICAI en el Proyecto Empresarial. Teníamos que pensar una idea, desarrollarla y presentarla ante un tribunal. Aunque no ganamos el premio, esta experiencia me sirvió para analizar una idea de negocio desde todas las perspectivas posibles y despertó en mí el apetito por el emprendimiento.

¿Cuáles crees que son las claves del éxito profesional?

Creo que no hay una fórmula mágica que te lleve al éxito profesional pero durante mi experiencia he comprobado que hay ciertas actitudes y aptitudes comunes que te ayudan a perseguirlo. Por un lado creo que la educación y la formación son pilares fundamentales, sobre todo teniendo en cuenta el mundo tan competitivo en el que vivimos. Por otro lado la perseverancia y el trabajo duro son también piezas clave para conseguir los propósitos que uno pueda ponerse en la vida, tanto en un ámbito profesional como en el personal. Suerte (creo que no solo se tiene sino que también se busca) y ganas, muchas ganas de crecer y aprender, ambición por conseguir tus objetivos y tratar de que el trabajo también te guste y te haga feliz. Y por último creo que es muy importante que aunque haya momentos difíciles, que siempre los va a haber, nunca se puede tirar la toalla.

¿Crees que es importante seguir manteniendo el vínculo con la universidad aunque hayas terminado tus estudios hace años?

Sí lo creo. El contacto con la universidad es importante porque nunca sabes cuándo lo puedes necesitar (e.j.: programas de postgrado, anuncios como empleador, contacto con alumni, etc).

¿Has vuelto por la universidad? ¿Qué encuentras cuando regresas? ¿Cómo ha cambiado la universidad? ¿Cómo se ve desde fuera?

Aunque hace unos meses me mudé de vuelta a Madrid he estado viviendo en Nueva York desde 2012 y desde entonces la verdad es que no he vuelto por la universidad. De todas formas, respecto a la última pregunta, sí me dí cuenta de algo. Tiempo después de graduarme en ICADE fui a estudiar un MBA a EEUU, donde coincidí con alumnos que habían estudiado en algunas de las universidades más reconocidas y prestigiosas del mundo. Pues bien, una vez comenzaron las clases, me di cuenta de que la preparación y formación que yo tenía en comparación con otros alumnos extranjeros era muy buena, en muchas ocasiones más completa. También me di cuenta de que en EEUU conocían y valoraban muy positivamente la universidad.

¿Tienes algún otro proyecto en mente?

A título personal siempre trato de estar activo considerando oportunidades o proyectos que puedan surgir. Pero a nivel profesional por el momento estoy muy centrado en Jimmy Lion y en su crecimiento. Uno se da cuenta de que aún con ayuda de un equipo de profesionales potente como el que tenemos actualmente, sigue haciendo falta dedicarle más del 100% del tiempo, ya que una startup es una empresa en crecimiento y constante cambio, y por lo tanto ¡siempre hay cosas que se pueden mejorar!.

¿Qué consejo le darías a otro #YoSoyComillasAlumni que esté comenzando su vida profesional?

Que traten de buscar un empleo que les haga levantarse todas las mañanas con ganas de ir a trabajar y que si no lo encuentran prueben a crearlo ellos mismos. En mi caso, muchas veces no tengo la sensación de estar trabajando pese a dedicarle muchas horas y esfuerzo. Creo que esto solo se consigue trabajando en algo que realmente te gusta. Además, dentro de mi experiencia creo que fue importante no tener miedo a tomar decisiones aunque me llevaran a equivocarme, ya que aunque suene a tópico, creo que de lo que más se aprende es de los errores. Y si tienen ganas de emprender que no lo duden, muchas veces tener una idea es lo más fácil mientras que lo más difícil es ejecutarla. ¡Les aconsejaría que se animen a intentarlo!

Álvaro, muchas gracias por tu colaboración con la universidad y con Comillas Alumni. Es un placer tenerte entre nuestros #YoSoyComillasAlumni.