Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en su navegador web.

91 542 2800  Contactar arrow 02

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • YouTube
  • Instagram

“Que nadie os arrebate vuestro deseo de ser buenos profesionales y mejores personas”, dijo el Rector

Durante este fin de semana, los alumnos de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales (CIHS), de la Facultad de Derecho Canónico, de la Facultad de Teología y de la Escuela de Enfermería y Fisioterapia “San Juan de Dios”, en la sesión del viernes; de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI), en la del sábado por la mañana; de la Facultad de Derecho (ICADE), el sábado por la tarde, y de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (ICADE), en la mañana del domingo, recibieron las becas que los distingue como graduados y la nueva hornada de profesionales para el futuro. “Que nadie os arrebate vuestro deseo de ser buenos profesionales y mejores personas”, les dijo el rector, Julio L. Martínez, SJ, durante su discurso, en el que, como el primer día de graduaciones, felicitó y dio la enhorabuena a los alumnos recién graduados por haber “llegado a la meta”, en una universidad, que como señaló el rector, “no solo se forman los mejores profesionales, sino que lo más importante es cómo seáis como personas”.

En nombre de los alumnos de Ciencias Humanas y Sociales, Teología y Canónico, Enfermería y Fisioterapia habló Irene Díaz Abad, alumna de Enfermería, que calificó la jornada un día de bienvenida y despedida, “una despedida de compañeros a los que puede que no volvamos a ver, o de lugares que quizá nunca volvamos a pisar. Pero de bienvenida al primer día de un nuevo camino, distinto para cada uno de nosotros, en el que nos va a tocar fallar, equivocarnos, rectificar, descubrir nuevas posibilidades, y alcanzar metas que creíamos imposibles".

El padrino en esta ocasión fue el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Jorge Toledo Albiñana, que recordó a los jóvenes que ahora se acercan tiempos de retos. “Hoy comienza una nueva etapa de incertidumbre. Ahora tenéis que aprender que hay alegrías y tristezas, decepciones y triunfos. Ahora el timón es vuestro”, les ha instado.

El representante de los alumnos de Comillas ICAI fue Carlos Becker Robles, del Máster en Ingeniería Industrial, quien explicó lo que para él es el secreto del éxito de las promociones que les preceden y del prestigio de ICAI y Comillas: “excelencia a través del esfuerzo y la autoexigencia; desarrollo de un criterio propio basado en el conocimiento, para así tomar las decisiones acertadas; capacidad de crítica, con la que buscamos siempre mejorar y exigirnos más; y, por último, un gran sentido de la responsabilidad y del deber, con el que ser profesionales de primer nivel”.

Ramón Gómez de Olea y Bustinza, socio director de Russell Reynolds, fue el padrino de los ingenieros de ICAI. “Procurad que se os note de donde venís. Recordad esta universidad, defendedla (pues así os defenderéis a vosotros mismos), cultivad vuestras relaciones de amistad hechas aquí, que son mucho más profundas de lo que creéis y que perdurarán, y allá donde estéis cuando identifiquéis a alguien de ICAI en apuros, ayudadle”, pidió en su alocución a los alumnos.  

Mejores profesionales, mejores personas
En la tarde del sábado, María Asensio Velasco, alumna de Derecho y Relaciones Internacionales (E-5), habló en nombre de los estudiantes de la Facultad de Derecho (ICADE). “Hace apenas unas semanas, nuestra tutora se despedía de nosotros explicándonos que el derecho solo es justo si pone a la persona en el centro. Y ello es algo que entronca con la visión que la universidad trata de transmitirnos, y por lo que debemos sentirnos muy afortunados. La verdadera formación que hemos recibido no se encuentra en los códigos legislativos, sino en los valores de solidaridad, integridad y dedicación a los demás que son abanderados por nuestra universidad”, dijo. 

Landelino Lavilla, miembro del Consejo de Estado, se dirigió a los alumnos de Derecho como padrino de la promoción. “Os graduáis y vuestro título supone un reconocimiento del mérito por el que os habéis adentrado en el mundo de los saberes humanos. El cultivo intenso y excluyente de una disciplina acredita, desde luego, celo y virtudes encomiables. Pero no debe llegar al exceso de erigirse ni en obstáculo para la amplitud de vuestras inquietudes y curiosidades ni en velo que dificulte la percepción de las conexiones capaces de proporcionar la comprensión del hombre y del universo, ni en muro que oculte los principios y valores sustantivos que iluminan y afirman la verdadera dignidad humana.”

Última jornada, mucha emoción
El domingo fue la última jornada de imposición de becas a los nuevos egresados, en esta ocasión de los 334 alumnos de Ciencias Económicas y Empresariales (ICADE), para los que la alumna Ángela Pérez Albertos tuvo unas entrañables palabras desde el estrado. “Hemos aprendido a aprender, porque la universidad va de vivir las grandes primeras veces”. Una de ellas es vivir en el extranjero. “Nos vamos de intercambio a las cuatro esquinas del mundo: estas sí que son las verdadesras aventuras universitarias. Y en ICADE es donde por primera vez accedemos al mercado laboral con las prácticas empresariales, que son una experiencia llena de aprendizajes”.

El padrino en esta ocasión fue Borja Prado, presidente de Endesa quien advirtió a los que iban a recibir sus becas que “soñar, dedicar esfuerzo y tiempo a cumplir tus sueños es parte esencial de la formación”. Y por si fuera poco, Prado les instó a “acabar con el hambre en el mundo, mirar a las estrellas con ojos de conquistador, imaginarse dirigiendo gobiernos y multinacionales, trabajar en equipo, administrar bien el tiempo, poner todo el empeño por hacer bien el trabajo y, sobre todo, conservar el espíritu universitario”.

Al final de la jornada, última de las graduaciones 2018, un total de 1.783 alumnos y alumnas no solo obtuvieron su beca amarilla y blanca, sino también un futuro brillante.